Desorden como estimulación creativa

blog_ff_dec

Mejorar la eficiencia en nuestras actividades diarias y las habilidades, mantener una buena memoria y dar respuestas rápidas a nuestro entorno, son virtudes que podemos perfeccionar y mantener a lo largo de nuestra vida, independientemente si somos discapacitado o no.

Lograr entrenar a nuestro cerebro es tan simple como realizar las mismas actividades que hacemos diariamente de forma distinta; de esta manera, estimulamos a las neuronas a realizar conexiones neuronales diferentes. Es así como lo demuestra el artículo reciente de Kathleen Vons en la revista Psychological Science, en el que explica sus estudios sobre la influencia del orden y el desorden en el comportamiento humano en diversos ambientes cotidianos.

Mientras el desorden estimula la creatividad, el orden nos permite experimentar la armonía y alcanzar la relajación. Sin embargo, podemos aplicar una fórmula que nos permita disfrutar de los dos extremos. Por ejemplo, podemos proponernos ordenar durante el fin de semana, mientras que en la semana nos damos el lujo de no ser tan cuidadosos con la ubicación y clasificación de los objetos. Así, disfrutaremos de un ambiente relajado durante el fin de semana, mientras descansamos del trabajo realizado en la semana, que a su vez nos mantuvo en constante trabajo cerebral.

Otras actividades interesantes implican realizar de forma constante juegos como el sudoku, crucigramas, rompecabezas o proponerse metas a corto plazo y retarte a ti mismo, participar en nuevas experiencias, conocer nuevas personas, entre otros. Por último, no podemos dejar de lado la actividad física, la cual no solo nos aporta beneficios en cuanto al entrenamiento cerebral sino también al mejoramiento y mantenimiento de nuestra salud.

No debemos olvidar que la forma más efectiva de adquirir hábitos es durante la infancia, por medio de los juegos y el autoconocimiento, en la que garantizaremos el buen desarrollo físico y psicólogo a largo plazo.

Sin embargo, es posible adquirir hábitos en la edad adulta mediante la repetición, así que nunca es tarde para mejorar nuestros hábitos y habilidades.

¡Chomandero! para ti, ¿cuál es la forma más efectiva de entrenar nuestros cerebros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.