¿Cómo hablar sobre acoso sexual?: Guía básica para padres

desperate-2293377_1920

En el marco de la campaña #metoo viralizada en redes sociales por un grupo de artistas víctimas de acoso sexual. Miles de personas en el mundo se han hecho eco de situaciones de  abuso vividas durante su infancia o adultez.

Como padres, tenemos la responsabilidad de proteger a nuestros hijos ante este tipo de circunstancias. Y la forma más efectiva, es brindándoles información sobre el abuso sexual.

En esta entrega, Chomanderos aclaramos las inquietudes más comunes que cómo padres sentimos sobre el acoso sexual. Y ofrecemos herramientas para abordar este tema en familia.

La psicóloga Alejandra Sapene, especialista en Psicología Clínica Comunitaria, resalta la importancia de que padres e hijos establezcan un canal de comunicación libre y transparente.

Con base en el respeto, este canal debe ser un espacio donde el niño o adolescente se sienta en confianza para hablar libremente sobre sus inquietudes.

“En las diferentes literaturas sobre el abuso sexual, una cosa que suele ser común es que mientras más natural introduzcas el tema desde pequeñitos, más efectivo es el mensaje y es posible que ellos lo conecten con su vida cotidiana” explica Alejandra.

¿De qué manera podemos evitar el abuso o acoso sexual?

En primer lugar, estableciendo límites. En muchas culturas, se acostumbra a insistir a los niños a saludar con beso. Incluso cuando el niño se opone, se le obliga.

Esta conducta es un mecanismo de defensa del niño para evitar contacto con gente extraña o en quienes no confía. Insistir en el contacto, pone en contradicción al niño sobre si debe o no seguir sus instintos.

“Es importante que nosotros como adultos no los obliguemos a dar muestras de cariño a personas extrañas o quienes ellos no quieren.

De esta manera, les estaríamos dando un doble mensaje al decirles que son dueños de su cuerpo y tienen derecho a poner límites, pero a la vez los obligamos a hacer cosas que ellos no quieren hacer”, explica Alejandra.

Hablar claramente a nuestros hijos sobre su sexualidad es también importante.

Las partes íntimas deben llevar el nombre y apellido que corresponde. Colocar apodos o sobrenombres, podría poner en riesgo al niño ante una oferta de abuso. Ya que los términos que conoce, no coinciden con los de su crianza.

“Otra herramienta que podemos brindar a nuestros hijos es permitir que ellos exploren sus partes íntimas, sin que esto resulte alarmante porque es normal que pase” agrega Alejandra.

“Al explicarles además que en esas partes ellos pueden sentir placer o cosquillas, les estamos dando las herramientas de incorporación de elementos sexuales a su identidad”

Identificando al acosador

Lamentablemente no existe un perfil determinado en el caso de abusador. Lo que suele ser común, sobre todo en el caso de abuso infantil, es que son personas cercanas al niño.

Los abusadores estudian muy bien a sus víctimas y avanzan poco a poco. Exigen manifestaciones de cariño cada vez más comprometedoras para el niño. Hablar sobre los límites, puede ayudar a identificar una situación de este tipo.

En la mayoría de los casos, el acosador infantil es relacionado con el adulto. Sin embargo, hay situaciones en los que el acoso se da de un adolescente a un niño. También entre menores con dos o tres años de diferencia.  No encasillar al acosador, permite al menor tener un mayor rango de identificación.

¿Cómo debemos enseñarles a responder ante un acoso?

  • Decir ya basta o no ante una situación que los incomode. Correr y buscar ayuda.
  • Tener un adulto de confianza a quien poder comunicar la situación de acoso.
  • No guardar secretos a ningún adulto o persona que haya intentado tocarlo o acercarse inapropiadamente.
  • Que sientan que nuestra posición es de rechazo absoluto ante este tipo de situaciones. Y que como padres, haremos algo con la denuncia que nos hagan.
  • Que no hay que sentir ningún tipo de vergüenza sino todo lo contrario. La vergüenza debe venir del adulto que obró mal.

¿Cuál debe ser nuestra reacción ante una situación de acoso en nuestros hijos?

Al respecto, la psicóloga Alejandra Sapene recomienda:

  1. Lo primero es tratar de mantener la calma, para evitar un choque en el niño y que esto lo inhiba de contar más cosas. Es importante escuchar con atención y tratar de conectarse con lo que él siente.
  2. Tratar en lo posible de no ser muy inquisitivos o poner palabras en su boca. Se pueden hacer preguntas como: y qué más pasó, dónde ocurrió, qué otras personas había alrededor, qué persona exactamente lo hizo, cuántas veces ha ocurrido.
  1. Decirle al niño que no ha tenido la culpa de lo que ocurrió. Siempre hay que colocar la responsabilidad en el adulto o la persona que cometió el acoso.
  2. Finalmente, hay que decirles que como padres haremos lo posible para que esa persona asuma las consecuencias de lo que hizo. Garantizarle la confidencialidad del momento. Apoyarlo para superar esa situación.

Una víctima de acoso sexual debe aprender a sobrellevar el incidente. Contar con el respaldo de la familia y su confianza, son valores que le ayudan a superar esta situación.

Bajo ninguna circunstancia, un caso de acoso puede ser justificado. Evitar el silencio y apoyar la denuncia, ayuda que a otras personas no sean víctimas de la misma situación. De nosotros depende el resguardo de nuestros hijos.

Soy Periodista, apasionada de las comunicaciones integradas y manejo de crisis ¡Me encanta lo que hago! Escribo desde la experticia de las Comunicaciones Corporativas y hablo desde la experiencia de ser mamá. Lo mío es comunicar y contar historias.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *