Ambientalistas que han dado la vida por sus causas

_earth-683436_1280

Buenas, buenas amigos CHOMANDEROS. De seguro ustedes saben que el medio ambiente está conformado por todos los factores que permiten el desarrollo de la vida en nuestro planeta y cuando éste se altera, los humanos, plantas, animales y demás microorganismos se ven afectados, al punto de poner en peligro su existencia.

Lamentablemente, existe una lista extensa de personas u empresas que, con tal de enriquecerse, atacan al medio ambiente, causándole daños irreparables como la deforestación, la minería, la explotación petrolera y demás acciones que se emprenden a diario en contra de la naturaleza.

Pero este panorama no es del todo oscuro, millones de personas en el mundo entero han levantado sus voces para hacerle frente a todos esos entes que desean acabar con la vida en el planeta. A estas personas se les denomina ambientas, seres que sin importar su origen, clase o nivel adquisitivo, se unen a las causas que protegen el derecho humano más importante: el derecho a la vida, algo que se ha convertido, en los últimos años en una actividad peligrosa.

Si se preguntan el por qué de la frase anterior la respuesta es sencilla: Según el informe ¿Cuántos más? de la ONG Global Witness, en el 2014 murieron, semanalmente,  más de dos activistas medioambientales y de la tierra. Para que se hagan una idea, si se compara la protección de la naturaleza y el periodismo de guerra, la primera resulta más peligrosa.

El último de la lista

El caso más reciente ha sido el asesinato de la activista hondureña Berta Cáseres, quien obtuvo en abril de 2015 el Premio Medioambiental Goldman, el máximo reconocimiento mundial para activistas de medio ambiente. Cáseres ya había recibido amenazas en diversas oportunidades por oponerse a proyecto hidroeléctrico que se deseaba realizar en Honduras y ponía en riesgo la vida de la étnia lenca.

Pero ella no ha sido la única. En septiembre de 2014 fue asesinado en Perú el líder tribal Edwin Chota, lo que elevó la cifra a 116 los activistas que resultaron muertos en ese año.

Ranking mortal

El mismo informe ¿Cuántos más? detalla que dentro de las primeras 6 posiciones de los países con mayor índice de activistas ambientales asesinados se encuentran 5 países latinoamericanos: Brasil está de primero con 29, Colombia con 24, Honduras en la cuarta posición con 12, Perú con 9 y Guatemala con 5. La tercera posición la ocupó Filipinas con 15 asesinatos.

Lo más preocupante de la situación es que las cifras que maneja la ONG Global Witness corresponden a los asesinatos que han sido registrados, por lo que, es muy probable, la cantidad de asesinados por causas medioambientales y reubicación de pueblos sea mayor.

En CHOMANDOS. Más allá de la aventura no justificamos la muerte de ningún ser vivo, y menos cuando están luchando por sus ideales. El medio ambiente nos pertenece a todos, y si nos unimos podemos lograr el cambio, ¿No lo crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.