Cómo hacer crecer tu marca personal

Cuando digo “kiwi“, “grapes” o “lemon“, ¿Se imaginan algo más aparte de fruta? ¿Qué hubiera pasado si sólo decía la palabra “apple“? Lo más probable es que habrían pensado instantáneamente en computadoras, tabletas y teléfonos fabricados por la compañía de electrónica con el mismo nombre.

Si nuevamente les pidiera que piensen en alguien relacionado con Apple, ¿Quién hubiera sido el primero en emerger en su mente? La mayoría de gente diría el fallecido Steve Jobs. Y si les pidiera que piensen en una persona asociada con Microsoft, posiblemente se les ocurriría Bill Gates. ¡Aún a pesar de que él no ha estado activo en las operaciones del día a día de la empresa desde ya más de cuatro años!

Ahora piensen en un local pequeño que visiten con frecuencia. ¿Quién se les viene a la cabeza cuando escuchan el nombre del negocio? Incluso si no recuerdan un nombre en particular, hay una buena probabilidad de que se acordaran de la cara de un empleado con el que interactúan regularmente o del dueño.

Por último, ¿Cómo se sentirían acerca de esas empresas si esas personas no estuvieran asociadas con ellos?

 

Los ejercicios anteriores son ejemplos del poder de la marca personal en acción. Cuando se combina con el poder de la marca de una empresa, estas dos marcas crean un dúo dinámico que se apoyan el uno al otro. Cuando existe una marca personal fuerte y posicionada asociada a la marca de una empresa, la forma en que sentimos acerca de esa persona se traduce en la forma en que nos sentimos acerca de la compañía – y viceversa.

Es por eso que los atletas profesionales y celebridades son muy codiciados como portavoces. Hay un incentivo tanto para la empresa como para la celebridad de asociarse con cada una. Para el resto de nosotros, la construcción de una marca personal te vuelve más valioso para la organización que representamos – y si alguna vez salimos de nuestra compañía actual, contar con una marca personal bien desarrollada es algo que fácilmente puede dirigirnos a otro empleo u oportunidad laboral.

Ya sean ejecutivos, emprendedores o asesores de ventas, tener una marca personal sólida puede contribuir a brindar mejores resultados. A todo el mundo le gusta pensar que están trabajando con una eminencia – y pasar de ser una superestrella de las redes sociales a ser un experto en nuestro nicho de mercado es mucho más fácil de lo que era hace una década.

4 pasos para convertirse en una celebridad en línea

 

  • Tomen el control de tu identidad en línea. Se debe empezar por registrar nuestro nombre online. Si no pueden conseguir una dirección de terminación .com, otras opciones válidas son .me, .net o incluso utilizar un segundo nombre o apodo. Inscribanse a las redes sociales con las que se sientan más cómodos, tales como Twitter, Facebook o LinkedIn para asegurar su identidad. Al final del post tengo los links a mis redes sociales, las cuales elegí porque encajan mejor con mis necesidades. No es necesario estar en todas y cada una de ellas porque la gente se da cuenta cuando algo no es genuino.
  • Identifiquen su área de especialización y explótenla. Determinen en lo que son realmente buenos. Probablemente hay un millón de personas en el mundo a las que les gustaría saber lo que saben acerca del tema que eligieron.
  • Identifiquen su pasión. Una vez que sepan lo que les apasiona, analizen ¿Puedo relacionarlo con mi área de especialización? Esta zona se la determina como Goldilocks zone en inglés, y debe ser el foco de su identidad en línea. Sus otras áreas de conocimiento tal vez no tengan que ver con su pasión pero pueden servir como complementos. Tener pasión por algo va a darles la motivación necesaria para mantenerse al día con su identidad en línea. Volverse conocidos no se logra de un día al otro sino que toma tiempo y esfuerzo.
  • Por último, desarrollen una presencia en línea profesional. Tomen su pasión y desarrollen una identidad en línea en base a esta, con áreas específicas de conocimiento bien distribuidas. Esto les ayudará a obtener credibilidad, establecerse como expertos y permitirá que sus pasiones brillen para que las personas conozcan sus verdaderos yo. Tomen en cuenta que dije “presencia en línea profesional.” Muchas veces la gente lanza un sitio web de mala calidad que construyeron ellos mismos. ¡Esto puede tener el efecto contrario de lo que desean! Incluso si ustedes son expertos en diseño Web, a veces es mejor tener la ayuda de terceros ya que pueden existir detalles que se les hayan pasado por alto. Abraham Lincoln no lo pudo haber dicho mejor: “El que representa a sí mismo tiene un tonto por cliente.

Las verdaderas celebridades tienen equipos de personas que trabajan en sus marcas – de modo que deben lograr que parezca que ustedes también lo hacen.

Con persistencia, tiempo y atención, amigos CHOmanderos ustedes también pueden desarrollar una presencia profesional en línea sin tener que hacer un gran sacrificio . ¡Ánimo!

Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.