¿Cómo ser Optimista en tiempos difíciles?

Ser optimista

Hola Amigos, en CHOMANDOS nos complace saludarles nuevamente. Para dar respuesta a la interrogante que se plantea en éste artículo,  me sumergí en la lectura de la obra “El optimista tenaz”  del Escritor Norman Vincent Peal, quien es pastor de la Marble Collegiate Church de Nueva York, una de las más antiguas instituciones de Estados Unidos, Además es redactor-jefe de la famosa revista Guidepost Magazine y presidente de la American foundation of religión and psichiatry.

Entre sus numerosas obras escogí “El Optimista Tenaz” puesto que me pareció, podía dar una respuesta a esa pregunta que a veces nos hacemos cuando estamos pasando ante una situación complicada o ante un problema. En esta obra Vincent nos invita a desarrollar nuestra fortaleza, nuestra fe y nos brinda las herramientas que nos permitirán cultivar cualidades que nos lleven a ser un  Optimista Tenaz.

Antes de adentrarnos en el tema conozcamos a que se refiere Norman con las palabras Optimista Tenaz, él lo explica de la siguiente manera:

 

 “es alguien que no deforma sus pensamientos, a pesar de la tensión que tenga que soportar, y que continua alegre y confiadamente esperando lo mejor sin importarle la situación aparente”.

 

En el primer capítulo Peale comenta que: “Para vivir en este mundo es preciso ser fuertes”. Esto se debe, a que en la vida nos vamos a topar con diferentes dificultades o problemas que van a requerir de nuestra fortaleza interior para poder afrontarlos sin caer en el abatimiento o sin ser aplastados.

Pero ¿Qué necesitamos para poder soportar las diferentes adversidades que se nos presenten en el camino?

Según Norman Vincent, se requiere desarrollar una verdadera y positiva tenacidad interior y para ello es necesario formarse, como dice peale:

 

“una imagen mental de usted como si verdaderamente ya la poseyera, es decir el hábito de «verse» uno mismo no como un ser débil, ñoño y vacilante, sino como alguien fuerte, equilibrado y resuelto. Con ello tenderá a convertirse en la persona que refleja su imagen”.

 

 

Otra de las sugerencias que indica Peale tiene que ver con el auto-análisis, él recomienda que cada persona tenga una sesión consigo misma y se pregunte cuál es la dificultad, puesto que, tal vez seamos nosotros mismos que estamos haciendo la situación difícil. Cuando estamos ante circunstancias adversas muchas veces vemos los culpables afuera, echamos la culpa a otras personas de nuestra situación pero de acuerdo a Norman, el problema no está fuera de nuestro dominio, la solución se encuentra en nosotros mismos.

No solo se debe conocer la dificultad, Vincent comentó que se debe estudiar el fracaso, por lo tanto, es importante como manifiesta peale:

 

“buscar los elementos que hacen fallar la personalidad y que han dominado el pensamiento. Estos elementos conspiran para inculcar en la mente una creencia profunda, e inconscientemente arraigada, cuando se carece de habilidad para vencerla”.

 

¿Cuál es la solución?

Norman menciona que es preciso cambiar la imagen mental, cosa que no es tan fácil pero si posible y que requiere para ello, como indica Vincent: “Una profunda reeducación del individuo”.

otro elemento no menos importante que hay  que observar en el momento de ser fuertes para resistir la vida es como lo manifiesta Peale:

 

“…Ver en todas las dificultades las posibilidades que encierran, posibilidades tan inherentes a todas las dificultades y a las situaciones que parecen menos propicias, aunque a veces estén muy escondidas”.

 

 

 

Optimista 2 blog

 

Otro componente que se puede añadir si se desea ser una persona optimista y fuerte, Según Vincent, es la fe, la cual nos puede ayudar a dejar de ser personas débiles y a soportar las diferentes situaciones que se presenten en nuestras vidas. Podemos desarrollar la fe si creemos verdaderamente que Dios está siempre cerca de nosotros y con la disposición de ayudarnos.

Esa fe de la que habla Peale, es necesaria no solamente para convertirnos en personas más fuertes, también es indispensable cuando necesitamos dominar el temor, ese gran monstruo del que muchas veces somos víctimas y que puede llegar a controlarnos si así lo dejamos y no hacemos nada para vencerlo, tarea que no resulta fácil en la práctica, pero tampoco es imposible.

Además de la tenacidad, el auto-análisis y la fe, otro factor necesario para lograr ser una persona fuerte y optimista  de acuerdo  a Norman, es saber hacer frente a las dificultades que se nos puedan presentar, para ello él propone analizar cuidadosamente la situación a la cual nos estamos enfrentando  y como hemos actuado ante ella, debemos ser sinceros con nosotros mismos y aceptar los errores cometidos, en caso de haberlos, de esta forma, podemos tener una mejor y verdadera perspectiva de la situación y dejamos a un lado la auto-justificación.

Uno de los métodos mencionado en el libro  “El Optimista Tenaz” que sirve para examinar la situación y para reducir el trastorno emocional  es el Científico-Objetivo, el cual consiste en hacernos las siguientes interrogantes  (estás interrogantes son un ejemplo que se puede poner en practica cuando la situación a examinar son cosas desagradables que se han dicho de nosotros: )

  • ¿Es verdad o es falso?
  • ¿Quién lo ha dicho?
  • ¿Merece crédito su opinión?
  • ¿EL crítico tiene sinceridad o prejuicios?

En caso de ser verdad lo que se dice de nosotros debemos aceptarlo para poder corregirlo, pero en caso contrario, es decir, si es falso podemos ignorarlo. Puede ser que eso que dicen de nosotros nos lastime y perjudique, pero eso no quiere decir que puedan modificar los hechos o la realidad de los acontecimientos.

Otra de las técnicas mencionada por Vincent que se puede utilizar en este método, es la que voy a citar a continuación:

 

“practiquemos la técnica que consiste en proyectar nuestra mente dentro de la mente de la otra persona y pensar desde su punto de vista. Vernos a nosotros mismos como nos ve la otra persona, y analizar nuestros actos desde su punto de vista. Puede ser muy posible que él esté equivocado, pero si conocemos el motivo de la equivocación, la forma en que se realizó el error, será más fácil corregir la causa de la impresión errónea. Con este proceso tendremos también la ventaja de que se nos mostraran nuestros propios puntos débiles tal y como los ven los terceros, dándonos la oportunidad de mejorar nuestra personalidad y actuación”.

 

 

 

Aplicar este método en las diferentes dificultades que se presenten en nuestras vidas puede ayudarnos a mantener las emociones bajo control  y a beneficiarnos en nuestras relaciones personales.

Otro factor que se requiere poner en práctica para ser un optimista tenaz en tiempos difíciles es el que Norman Vincent denomina Agrádese a sí mismo al menos una gran parte del tiempo, y para lograr hacerlo hay dos fórmulas a tomar en cuenta que peale menciona en su libro y son las siguientes:

1 Aprender a conocerse a uno mismo

2 Aprender a estimarse a sí mismo

¿Por qué es importante agradarnos a nosotros mismos?

De acuerdo a Peale, una de las razones es que el no agradarse a sí mismo, es un problema que padecen la gran mayoría de las personas y que a su vez es responsable en gran parte, del daño que nos hacemos tanto a nosotros mismos, como a las otras personas.

¿Cómo se puede lograr agradarnos a nosotros mismos?

Norman comenta que la solución es aprender a conocernos, porque muchas veces el desagrado proviene del desconocimiento, En cambio, si aprendemos a conocernos a nosotros mismos, podemos descubrir nuestras cualidades y virtudes, aunque también nos podemos encontrar con aspectos malos de la personalidad, pero esto no debe asustarnos puesto que, es algo que podemos aprender a controlar.

Otro factor que puede ayudar a que nos conozcamos a nosotros mismos y por ende a agradarnos, es estimarse. Cito textualmente parte de lo que explica Norman Vincent acerca de la estima:

 

“La autoestima es vital para ser una persona con éxito. Tennyson lo dice: «La auto-reverencia, el auto-conocimiento y el auto-control son los tres factores que conducen la vida a un poder soberano»…”.

 

 

Éstas son las fórmulas que nos pueden ayudar a cultivar cualidades que nos permitan convertimos en un Optimista Tenaz. Y recuerda, como dice peale:

 

“Cuando se posee lo que hace falta para enfrentarse en forma creadora a las dificultades que presenta la vida, y a pesar de dichas dificultades se sigue creyendo en los resultados favorables, entonces se es un optimista tenaz”.

 

En CHOMANDOS esperamos que te hayan gustado las diferentes técnicas,  métodos y fórmulas que puedes poner en práctica para ser un “optimista tenaz”. Cuéntanos ¿Qué opinas? ¿Pondrías  en práctica lo enseñado en este artículo?

Licenciada en Comunicación Social, Mención Periodismo Audiovisual.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.